Gracias a la comunidad de Internet se resuelve un robo de un coche

Este caso es otro claro ejemplo de lo grande que llega a ser la comunidad de usuarios de Internet. En el New York Times aparece esta historia, que relata como un vendedor de coches presta un coche para que el supuesto comprador lo pruebe, y no vuelve ni el comprador ni el coche.

El coche prestado fue un Nissan Skyline GT-R(1991), tras comprobar que no volvía el supuesto comprador con el coche, el vendedor rellena la denuncia correspondiente y la entregó a la policía. Pero además de ello, comentó lo sucedido en una conocida página de aficionados a los coches : Beyond.ca.

Los usuarios de la página aportaron datos para localizar finalmente el vehículo, desde datos recogidos desde FaceBook, hasta señalando donde habían visto el coche en Google Maps. Al final la historia acaba bien para el vendedor que recuperó su coche en menos de 48 horas. Para el chico que probaba el coche no acaba tan bien puesto que ha sido reconocido públicamente y de forma online como ladrón de coches.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: